Malos hábitos que deterioran la salud pulmonar

Salud y Bienestar

Publicado: 05 / 01 /2020

Malos hábitos que deterioran la salud pulmonar

(Salud y Bienestar)

La acumulación de polvo en tu hogar puede afectar a tu salud pulmonar, por lo que deberías procurar limpiar un poco cada día, en lugar de hacer una limpieza profunda una vez a la semana.

Una vez nos sintamos identificados con alguno de los hábitos que mencionaremos, es importante ponerle remedio. Cuanto antes lo hagamos, mejor, ya que con el tiempo puede que, cuando queramos modificar estos hábitos, ya sea tarde para obtener buenos resultados. Nuestra salud estará ya demasiado deteriorada.

Ser fumador activo o pasivo

Estar en entornos donde las personas fuman, aunque tú no lo hagas, te convierte también en un fumador. Esto deteriorará tu salud pulmonar, ya que el humo del tabaco es muy nocivo y suele ser la causa de muchas enfermedades como el asma o la sinusitis.

Asimismo, además de todo esto, el humo del tabaco te vuelve más vulnerable a sufrir cáncer de pulmón. Si deseas que tus pulmones se mantengan sanos durante muchos años, es importante cuidar en qué entornos te mueves y, si fumas, ir reduciendo la cantidad de tabaco que consumes a diario.

No hacer ejercicio

Otro de los malos hábitos que deterioran tu salud pulmonar es llevar una vida sedentaria. Esto es muy nocivo para tu salud, ya que el ejercicio aumenta tu capacidad pulmonar para que los pulmones puedan albergar aún más oxígeno.

Esto te aporta resistencia, es beneficioso para tu salud y evitará que, en un futuro, te canses con tan solo levantarte del sofá. Caminar 30 minutos al día todos los días, sin excepción, será un gran paso para cambiar este mal hábito.

Beber poca agua

Aunque te pueda sorprender, beber poca agua es muy dañino para tus pulmones. ¿Sabes por qué sufres de acumulación de mucosidad en tus vías respiratorias? Pues aquí puede estar la respuesta que, quizás, no querías escuchar.

No obstante, hay que tener cuidado con esto, ya que beber más agua de la que deberías también es perjudicial. Lo ideal es consumir entre 6 y ocho vasos de agua al día. Si practicas mucha actividad física, esa cantidad debes incrementarla.

Te recomendamos que nada más levantarte de la cama bebas tu primer vaso de agua y que cuando te vayas a la cama hagas lo mismo. Recuerda consumirla también antes de cada comida. Si te resulta muy difícil acordarte, prueba a poner recordatorios en tu teléfono móvil.

Exponerse al humo de leña o vapores químicos

¿Tienes cocina de leña en tu hogar? Pues ten mucho cuidado con el humo, pues es muy tóxico para los pulmones. Lo mismo ocurre con los vapores químicos si vives cerca de una industria que los produzca o si trabajas en una.

Utilizar una mascarilla u otras opciones de protección pueden ayudaren el caso de que en tu trabajo tengas que estar expuesto a esos vapores. Si tienes una cocina de leña, sería mejor sustituirla o cocinar teniendo la casa lo más ventilada posible.

Limpieza inadecuada del hogar

El último de los hábitos que deterioran tu salud pulmonar es no prestarle atención a la limpieza de tu hogar. Por falta de tiempo o, incluso pereza, puedes dejar que el polvo impregne tus muebles o la colcha de tu cama y las alfombras hasta que toque limpiar de verdad.

Pero, no mantener el hogar limpio y libre de ácaros es muy nocivo para la salud pulmonar. Te recomendamos que, en lugar de hacer un día una limpieza profunda, limpies un poco cada día. Por ejemplo, el lunes tocaría limpiar el polvo de las estanterías, el martes pasarle la aspiradora a las alfombras. Y, así, de manera sucesiva.