Vecinos se oponen al Centro de Reeducación y Reinserción

Barrio de Flores

Publicado: 16 / 03 /2020

Vecinos se oponen al Centro de Reeducación y Reinserción

(Barrio de Flores)

El proyecto del Gobierno para la instalación de un «Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Socio Educativa» en un predio del Bajo Flores, que aloje a adolescentes privados de su libertad, fue objetado hoy en una audiencia pública en la Legislatura por vecinos del barrio que demandaron, en cambio, la construcción de viviendas en ese terreno.

Puntualmente, el nuevo Centro estará a cargo del Consejo de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad en un predio estatal situado en Bonorino y Castañares.

Para la construcción del nuevo lugar, que contará con una edificación de dos pisos con una inversión de 18 millones de dólares, el Gobierno porteño planteó la venta de tres inmuebles en los cuales funcionan institutos de menores.

Puntualmente, los predios propuestos para la enajenación son uno situado en Parque Chacabuco, donde funciona el centro socioeducativo José de San Martín; en Balvanera, donde se localiza el Centro de Admisión y Derivación Llona Úrsula Inchausti; y en Monte Castro, donde estuvo el centro de menores Manuel Rocca hasta su cierre, hace tres años.

En rigor, la iniciativa ya cuenta con una primera aprobación de parte de la Legislatura, ocurrida en diciembre pasado, no obstante la ley, para su implementación, demanda de una segunda sanción y la realización de la audiencia pública para que la ciudadanía pueda opinar al respecto.

«En la zona del Bajo Flores hay un problema habitacional, hay pobres amontonados, y el Gobierno porteño en vez de pensar en construir viviendas, planifica una cárcel de menores», cuestionó Esteban Aragón, dirigente barrial, durante la audiencia.

Por su parte, Laura Fiumara, vecina de Monte Castro, manifestó su oposición a la venta del terreno en el que funcionó el instituto Rocca y dijo que «es una vergüenza que no se tenga en cuenta la necesidad que hay en la zona de un jardín integral para niños desde los 45 días y de un centro interdisciplinario para chicos con problemáticas diversas».

De acuerdo al texto sancionado, en el terreno que quedará habilitado para la venta en Monte Castro, quien lo adquiera contará con la autorización de construir hasta 45.000 metros cuadrados.

En tanto, desde el Gobierno porteño, Alicia Blasco, del Consejo de Niñas, Niños y Adolescentes precisó, en la audiencia, que la venta de los tres inmuebles responde a que «no cumplen con las condiciones de habitabilidad y seguridad» para alojar a los jóvenes privados de su libertad.

«Se pensó en este proyecto superador», sostuvo en alusión al Centro proyectado en el Bajo Flores.