Bajas temperaturas: Refuerzan el Operativo Frío en la Ciudad

Ciudad

Publicado: 02 / 07 /2020

Bajas temperaturas: Refuerzan el Operativo Frío en la Ciudad

(Ciudad)

Como continuidad de todas las acciones implementadas por la pandemia del coronavirus para asistir y acompañar a las personas en situación de calle desde marzo de este año, comenzó el Operativo Frío para poder intensificar la asistencia y resguardo durante los meses de invierno, cuando las temperaturas son más bajas. Y ahora se intensifican las acciones.

Con un protocolo renovado, se les brinda ropa, alimentos calientes y elementos de higiene a quienes lo necesiten. Además se les sugiere ingresar a alguno de los 43 Centros de Inclusión que hay en la actualidad, 8 de ellos inaugurados en marzo (1.280 plazas nuevas).

El objetivo es que ninguna persona permanezca en la calle y, al mismo tiempo, poder asegurar ropa de abrigo, alimentos calientes y elementos de higiene a quien lo necesite.

Este año, dado el contexto, se tomaron medidas particulares en pos de poder acompañar a todos y todas las personas que necesiten de asistencia estatal, más allá de las dificultades existentes por la pandemia y la consecuente necesidad de realizar un distanciamiento social.

A continuación, las principales medidas adoptadas en el contexto COVID- 19:

– Instalación del nuevo Centro de aislamiento preventivo “Roca III”: en el marco del operativo se abrió un nuevo Centro de Inclusión Social, el “Roca III”, que incluirá un sector para que todas las personas que ingresan al sistema de Centros de Inclusión puedan
realizar el aislamiento preventivo durante los primeros 14 días de ingreso.

El “Roca III” tendrá espacios diferenciados para que hombres, mujeres y familias puedan aislarse de manera preventiva. Además, va a contar con 100 plazas disponibles fuera del aislamiento.

Una vez que las personas cumplen con el tiempo de distanciamiento son derivados a cualquiera de los 40 Centros habilitados en la Ciudad con vacantes. Esta operatoria está respaldada por un protocolo específico de acción para los ingresos, traslados y admisiones, para cuidar la salud de todos, en todos los aspectos.

– Centro de operaciones único y recorridas proactivas: ubicada en Avenida Entre Ríos 1.285, la sede del BAP será la base de
operaciones del Operativo Frío. La función de este lugar es ser el punto referencial de los equipos, insumos y alimentos para evitar
convocar a las personas a puntos fijos en la ciudad, como se hizo en otras oportunidades y evitar así aglomeraciones.

De esta manera, los móviles del BAP acercarán una vianda caliente con pan, postre y agua; un kit de vianda seca cuando la temperatura sea menor a 10 grados, además de una frazada y un kit de prevención de frío compuesto por guantes, medias, cuello polar y gorro a todas las personas que lo necesiten, cuando no acepten ir a los Centros de Inclusión.

– Operativos extraordinarios en lo días más fríos: como es habitual, el Operativo Frío contempla una operatoria extraordinaria para los días de clima polar (cuando la temperatura es igual o menor a cinco grados). En esas oportunidades se van a realizar 40 recorridos con 40 móviles en las zonas identificadas con mayor densidad y se van a entregar viandas calientes ya que, por el contexto de COVID-19, no será posible implementar la mecánica de cocina de campaña para evitar aglomeraciones.

– Protocolo de acción y refuerzo de medidas de higiene: el contexto obliga a extremar las medidas de prevención. Por eso trabajadores y voluntarios procederán con un protocolo de acción que contempla la utilización de elementos de protección e insumos de higiene de manera permanente. Además, se entregarán junto con los kits de frío, elementos de higiene (jabón blanco, alcohol en gel, etc.) a quienes lo necesiten.

– Más de 1.200 personas: para poder llevar adelante las medidas vinculadas con el refuerzo de Centros de Inclusión y para reforzar la
tarea del BAP, este año se realizaron distintos acuerdos y se sumaron voluntarios para que, en un contexto delicado por el coronavirus, todos los esfuerzos puedan confluir en el mismo objetivo.

Por eso, a los habituales 760 trabajadores y trabajadoras del BAP y quienes llevan adelante las tareas en los Centros de inclusión, se sumaron hasta el momento 442 colaboradores de otras áreas del Ministerio de Desarrollo Humano y otros trabajadores del Gobierno de la Ciudad. También suman su trabajo distintas organizaciones sociales y de la sociedad civil y distintos credos de manera voluntaria y a través de convenios.

Los 40 Centros de Inclusión de la Ciudad En el contexto de la pandemia, en marzo se abrieron en la Ciudad 8 nuevos Centros de Inclusión utilizando las instalaciones de centros polideportivos y, además, se decidió la apertura 24 horas, 7 días a la semana de todos los existentes para asegurar que todas las personas en situación de calle tuvieran un lugar donde pasar la cuarentena.

Esto significó incrementar la cantidad de camas de 2.099 a 2.987, pasando de 32 Centros permanentes a 40. Se abrieron 2 adicionales exclusivos para adultos mayores con 142 camas. El nuevo “Roca III”, además de ser un lugar de aislamiento, incrementa la capacidad en hasta 250 camas llegando a un total de 3.379 plazas.

El abordaje del Ministerio de Desarrollo Humano sobre las personas que se encuentran en situación de calle es continuo e integral. A través del programa “Buenos Aires Presente” (BAP), compuesto por asistentes sociales y psicólogos que se encargan de acercarse a cada persona en situación de calle para ofrecerles ingresar a un Centro de Inclusión Social.