Finalizó el Operativo Frío en la Ciudad de Buenos Aires

Ciudad

Publicado: 30 / 09 /2022

Finalizó el Operativo Frío en la Ciudad de Buenos Aires

(Ciudad)

Con la llegada de la primavera finalizó el Operativo Frío, el programa que el Gobierno de la Ciudad despliega durante los meses de invierno para asistir de manera integral a las personas que se encuentran en situación de calle. En este período, hubo un aumento del 90% en la aceptación de los Centros de Inclusión Social.

El Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat dió por finalizado el Operativo Frío del año 2022, un programa en el cual asiste de manera extraordinaria a personas en situación de calle ante la llegada de las bajas temperaturas. El operativo está comandado por equipos especializados de Buenos Aires Presente (BAP).

Durante los meses de junio, julio y agosto, desde BAP se realizaron más de 28.000 intervenciones, que representan 315 por día, en las cuales se ofrece en primera instancia ir a uno de los 40 Centros de Inclusión que dispone el Gobierno porteño. Además, se entregaron viandas calientes y kits de ropa de abrigo. Con respecto a la línea 108, se recibieron cerca de 23.000 llamadas, con un 82% de contactos efectivos y un ratio de respuesta superior al 95%.

En los meses más fríos del año, fueron 330 personas las que aceptaron el traslado a un Centro de Inclusión Social contra 171 (aumento del 93%) en el mismo período del año anterior. Allí el gobierno porteño propone distintos abordajes para comenzar la reconstrucción un proyecto de vida para cada persona.

“La calle no es un lugar para vivir. Por eso, desde el Gobierno de la Ciudad contamos con una política para acompañar a las personas en situación de calle, y que inicien un camino que les permita tener una nueva oportunidad de salir adelante. Nuestra mirada en este tema tan crítico es también de desarrollo. Porque en este tema también la política social tiene que ser un puente entre donde estamos y dónde queremos estar. Buscamos atender la emergencia con nuestros equipos y que a su vez puedan iniciar un camino de reconstrucción de su trayecto de vida”. afirmó María Migliore, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat porteña.

“Quiero destacar el trabajo de los equipos de campo que están cada día en el territorio trabajando cerca de quienes lo necesitan. Este año hemos elevado la cantidad de personas en los Centros de Inclusión y es allí donde podemos hacer un abordaje integral con psicólogos, operadores sociales, haciendo capacitaciones y generando tratamientos personalizados”, finalizó Migliore.

El operativo frío, además, contempló que los días más crudos del invierno, se incorpore también la participación de casi 600 voluntarios del gobierno, de organizaciones de la sociedad civil (religiosas, UBA en Acción, Red Solidaria, entre otros), que se sumaron a los 150 operadores que todas las noches salieron a asistir a las personas que se encuentran en esta situación de máxima vulnerabilidad habitacional. En estas situaciones de temperaturas inferiores a 5º C, se refuerza la asistencia con la entrega de viandas calientes, packs hipocalóricos (barras de cereal, frutos secos, agua), frazadas y un kit de prevención de frío con guantes y gorro de lana.

De esta forma, el Operativo Frío contempla el trabajo proactivo de los 25 equipos especializados de Buenos Aires Presente (BAP) que recorren proactivamente las calles de todas las comunas de la Ciudad que se complementa con las intervenciones que surgen de los llamados recibidos en la Línea 108, de Atención Social Inmediata o de Boti, el chatbot de la Ciudad que funciona los 365 días del año, las 24 horas.

Los equipos interdisciplinarios del BAP se encuentran conformados por psicólogos, trabajadores y operadores sociales. A todas las personas que se encuentran en situación de calle, la Ciudad les ofrece el traslado a uno de los 40 Centros de Inclusión Social (CIS) que cuentan con un total de 2.900 plazas disponibles todo el año. Allí, se brinda un ámbito de contención y atención para promover la reinserción socio-laboral.

Atendida la emergencia en primera instancia, el equipo del BAP se pone al servicio del vecino para acompañarlo en todos los aspectos de su revinculación social y en el rearmado de su propio proyecto de vida. En esa línea, se realizan intervenciones concretas como la tramitación del DNI, del subsidio habitacional y de seguridad alimentaria. El abordaje integral se completa en los Centros de Inclusión Social, donde se realizan chequeos médicos, se brinda asistencia psicológica y talleres de oficios y se promueve la revinculación familiar y la terminalidad educativa.



Entradas recientes

Esta página ha sido visitada
veces