Nazca es el nuevo bastión de los manteros en Flores

Barrio de Flores

Publicado: 06 / 04 /2018

Nazca es el nuevo bastión de los manteros en Flores

(Barrio de Flores)

La avenida Avellaneda se convirtió en una calle amigable para hacer compras. Dejó de ser caótica porque se fueron los manteros que ocupaban hasta dos carriles del tránsito: solamente resisten algunos vendedores ambulantes que caminan las veredas. El problema, sin embargo, se trasladó a escasos metros. Aunque el gentío no es exorbitante, en tres cuadras sobre Nazca -entre la misma Avellaneda y las vías del tren Sarmiento- se monta un paseo de compras en la vereda, un festival de comerciantes que liquidan auriculares, zapatillas, pantalones, lentes de sol y camisetas de fútbol, entre otros artículos.

Los vendedores callejeros ocupan media vereda en esas cuadras de la avenida Nazca, en el barrio de Flores, el corazón de la ciudad. El espacio para los peatones apenas alcanza para caminar en fila. Agolpados uno al lado del otro, lucen sus productos desparramados sobre el suelo y también los exhiben de pie. Son nómades: llegan en manada, a partir de las 16, cuando los bancos cierran y queda solamente un policía en la zona. “No podemos hacer mucho más que desalentar la venta. Solo les pedimos por favor que se vayan”, dice el único efectivo policial parado en la esquina de Bogotá y Nazca, el epicentro de la venta improvisada. La policía no puede confiscar la mercadería sin una orden: esa tarea corresponde a los inspectores de Espacio Público.

La situación de Nazca genera un problema para los demás comerciantes: aquellos que, desde sus locales, no pueden competir. “Yo vendo a $200 un producto que afuera cuesta $100. ¿Cómo hago? Yo entiendo que es gente que necesita trabajar, que está en problemas, pero la competencia no es justa y encima no hay control”, dice Marcos Cavero, de 33 años, minorista de la zona.

Fuente: LA NACION



Entradas recientes

Articulos Mas Leidos

Esta página ha sido visitada
2645976 veces